UN EMPRENDEDOR ES SIMILAR A UNA OVEJA.

Isaías 53:6-12 dice:  “Todos andábamos perdidos, como ovejas; cada uno seguía su propio camino”

Un emprendedor es similar a una oveja. Somos frágiles, vulnerables, torpes en las decisiones, propensos a descarriarnos y perdernos (se nos sube a la cabeza el aparente éxito o creemos que un éxito ya nos hace empresario) No hay manera de andar en la jungla empresarial y salir ileso cuando eres emprendedor. Por lo tanto, no podemos estar solos, porque solos estamos a la deriva, necesitamos de mentores, pero he visto una y otra vez que nuestra cultura emprendedora y nuestra falta de conocimiento (como visión) nos impide reconocer y ver que, así como las ovejas necesitan un Pastor que las guie, los emprendedores necesitamos Mentores que nos guíen.

No nos confundamos, no cualquiera es Pastor, aunque hay muchos que se titulan así; de la misma manera, hay allá afuera muchos Mentores o especialistas en consejería empresarial, más Jesús puso la medida cuando dijo, “el buen Pastor su vida da por las ovejas”, esto es porque la palabra “Pastor” no es un titulo, es un atributo, es una naturaleza, lo eres o no lo eres, no hay términos medios; el que manifiesta solo el titulo, solamente busca sus propias ganancias (Isaías 56:11) y no es difícil de ver si se tiene o no esos atributos. Se es Pastor porque literalmente hueles a oveja: las sacas del lodo cuando están atoradas, las bañas, las cuidas cuando enferman, caminas con ellas, las proteges de las fieras del campo, te desvelas para vigilar que su entorno sea seguro, las llevas a delicados pastos y junto a aguas de reposo; todo lo anterior significa que ambos, tanto la oveja como el Pastor, están en la acción, donde ocurren las cosas, se conocen mutuamente y muy bien. No nos preocupemos por quienes se aprovechan de las ovejas, hay esperanza para ti y para mi en Ezequiel 34.

La relación de un mentor con un emprendedor es similar, el mentor te prestará sus ojos porque él “ha estado antes ahí”, intentará sacar lo mejor de ti, aún cuando tú no confiabas en ti mismo y en tus posibilidades, expandiendo tus limites sin dañarte, te ofrecerá una vista para ver el bosque completo y también a nivel de suelo, te abrirá a su red de contactos para apalancarte y te irá soltando poco a poco, pero tú, conociendo que con él siempre encuentras un consejo, no te alejas de él.

Por lo tanto, para NO andar perdido, como oveja; cada uno siguiendo su propio camino, empieza a tener una relación con nuestro Señor Jesús. Él está más cerca de mi y de ti que un Mentor, ya que por medio de su Santo Espíritu está disponible las 24/7. Siendo además que Jesús es el Señor de la Sabiduría e Inteligencia, dueño del oro y la plata, quien da la paz y reposo, Él te dará a conocer, tanto a un Pastor, como un Mentor, si se lo pides con Fe (Jeremías 3:15 dice «y os daré pastores según mi corazón, que os apacienten con ciencia y con inteligencia»

Éxito en tu emprendimiento.

Elige bien.

Nos leemos en los comentarios.

Saludos

Fernando

 

P.D. Ya terminé la Guía «Cómo conseguir un mentor en 4 pasos», estoy verificando algunos detalles de naturaleza de derecho de autor, ya que será gratuito en la sección «Pepitas de Oro» que en el primer semestre abriremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.