QUÉ HACER CUANDO TE DAS CUENTA DE QUE LA REGASTE EN NO INVOLUCRARTE EN EL NEGOCIO FAMILIAR

Similar a la parábola del hijo pródigo, posiblemente tus padres tienen un negocio familiar, pero tú te abriste y decidiste ir por tu cuenta en tu profesión u oficio, más tarde te das cuenta de que ellos triunfaron y quieres ser participe de ese éxito, ¿qué puedes hacer cuando te das cuenta de que la regaste en no involucrarte en el negocio de tus padres? Este consejo aplica para aquellos hijos que, aunque sus padres fueron exitosos en levantar un negocio, los hijos no quisieron continuar con el legado familiar. Nunca es tarde para recapacitar.

Antes de que leas el consejo de qué hacer cuando te das cuenta de que la regaste en no involucrarte en el negocio familiar, te invito a que leas la parábola del hijo pródigo para que compares las similitudes entre este consejo y lo que podemos aprovechar de aquella parábola.

Te voy a platicar la historia de Choco & late, una historia creada por mi para ilustrar mejor el consejo:

Juan y su esposa María fundaron la Pastelería Choco & Late hace 28 años, estos ocurrió cuando sus hijos Jorge y Carolina tenían 9 y 7 años, respectivamente.

Iniciaron el negocio de manera informal porque Juan no tenía trabajo y María es una excelente pastelera, su mamá le enseñó algunas recetas artesanales, de la cual aprendió de su abuelita. Son tres generaciones haciendo pasteles para la familia, pero nunca intentaron venderlos hasta que María se lo propuso a Juan.

María hacía los pasteles y Juan salía a venderlos pues no tenían un local comercial donde pudieran ir los clientes, sin embargo, tuvieron rápida aceptación, ya que al utilizar ingredientes naturales, una receta tradicional familiar, un muy buen sabor, una agradable textura al paladar y un domo de entrega transparente donde veía la impecable y preciosa vista del pastel, se empezaron a dar a conocer poco a poco mediante el boca en boca; empezaron a recibir pedidos cada vez más numerosos, razón por la cual tuvieron que comprar dos batidoras, un horno exclusivo para hornear y un refrigerador más grande para almacenar los insumos. La recamara de los niños pasó a ser una bodega y centro de preparación y todos dormían en la misma habitación en aquel entonces. Con el paso del tiempo abrieron un local comercial y fue cuando el negocio comenzó a crecer aún más. Carolina prefería quedarse en casa a ayudar a su mamá pues le interesaba mantener todo en orden y le gustaba mucho llevar una especie de contabilidad e inventario. Jorge desde niño solo ayudaba si se lo pedían.

Durante todo ese tiempo pasaron por muchas situaciones buenas y malas, hasta que encontraron la estabilidad económica y una visión para el negocio, fue entonces que María se apartó del negocio para cuidar de sus hijos y Juan se hizo cargo de todo.

Pasaron veintiocho años desde aquel momento.

Juan tiene ahora 62 años y María 59 años y sus hijos, Jorge y Carolina, tienen 37 y 35 años, respectivamente.

Jorge está casado con Blanca de 34 años y no tienen hijos aún.

Carolina se casó con Fernando hace once años años, ahora Fernando tiene 42 años y son padres de Sofía de 10 años y Pablo de 7 años.

Jorge, hermano de Carolina estudió Diseño gráfico y decidió hacer una vida profesional por su cuenta, al margen del negocio de sus padres.

Carolina estudió contabilidad y desde niña le gustó el negocio de sus padres y desde que recuerda siempre trabajó ahí; Fernando, su esposo estudió Ingeniería y siempre le gustó emprender y todo lo relacionado a la gestión de negocios.

El árbol genealógico de Juan y María se ve así:

Carolina convenció a Fernando para que trabajaran ambos en el negocio de sus padres cuando Choco & Late era apenas un negocio de una sola sucursal.

Fernando, implementó un Sistema de Calidad en todas las áreas y procesos del negocio y Carolina implementó una buena gestión administrativa, la Pastelería Choco & Late creció a cinco sucursales, un centro de producción y cuenta con 32 empleados; ahora son Choco & Late, S.A. De C.V.

Hoy en día, Fernando es el Gerente general de Choco & Late y solo le reporta a Juan.

Carolina es la Administradora general de la pastelería y tiene a dos ayudantes administrativos.

Choco & late tiene una muy buena perspectiva de crecimiento o incluso potencial de franquiciar el negocio, pero Juan y María aún no lo deciden; sin embargo, cuando acababan de abrir la quinta sucursal, Fernando convenció a Juan y María para que permitieran la entrada de un inversionista y mentor experimentado como socio del negocio.

Juan y María acordaron concederle al inversionista privado una participación accionaria del 14%. Así tendrían solvencia económica para abrir hasta 10 sucursales y además alguien que les siguiera apoyando con experiencia en el proceso de crecimiento, pues se convencieron de que, entre Fernando, Juan y el Inversionista Privado harían un gran equipo.

Juan y María estaban al 50/50 en acciones del negocio originalmente, ahora están a 43/43 y siguen teniendo el control del negocio. Se constituyó una Asamblea de Accionistas, conformado por Juan (43%), María (43%) y el Inversionista Privado (14%), los cuales se reunían dos veces al año.

Acordaron, al ser una empresa familiar, establecer un Consejo de Administración, en la que estuvieran incluidos con voz, pero sin voto Carolina y Fernando como parte del equipo Directivo del negocio, pero también Jorge y Blanca, por ser Jorge hijo mayor de Juan y María y porque tienen la esperanza de que algún día Jorge se involucre en el negocio, pero Jorge sigue sin estar interesado en el negocio, así que solo asiste Blanca.

También acordaron que los nietos participen una vez cumplidos los 18 años para irlos introduciendo en el negocio, porque aprendieron de la experiencia que vivieron con Jorge y Carolina cuando estos eran niños.

Blanca, esposa de Jorge, siempre ha estado celosa que Carolina y Fernando estén en el negocio y ellos no, más que nada porque cree que se está perdiendo de hacer algo que le apasiona a ella, como lo es hacer postres, pero también ve como su marido se está perdiendo la oportunidad de ser parte de algo grande, por lo que le pide continuamente a Jorge, incluso reclamándole a veces, que se unan al negocio familiar, después de todo es lo que toda la familia desea, incluyendo Carolina y Fernando.

Un buen día, por fin Jorge acepta, más que nada porque no le ha ido del todo bien como diseñador. Jorge habla con sus padres y estos le empiezan a hacer ciertas preguntas que le incomodan mucho a Jorge, sobre todo porque no entiende lo que quieren decir o con qué propósito se la hacen, por ejemplo:

«¿Antes de venir a nosotros, hablaste con Fernando y Carolina? Ellos son los que dirigen operativamente el negocio y como te aman, seguramente te aconsejarán bien.»

«Carolina ha estado desde niña en el negocio y es tu hermana y te conoce muy bien, ella te puede dar el mejor consejo para tu desarrollo dentro del negocio.»

Su madre, que es más suspicaz, le suelta la bomba «¿Por qué quieres unirte a Choco & Late?, ¿cuales son tus motivaciones?»

Entonces Jorge no aguanta mas porque se siente presionado, es la primera vez que tiene una reunión de esa naturaleza y no se siente apoyado.

Entonces Jorge reconoce que sus motivaciones son económicas, pero que a su esposa Blanca si le gusta mucho la idea de ser parte del negocio de repostería. Lo sabemos, dice María, ella nos ha pedido permiso de estar en el centro de producción y tiene ideas maravillosas acerca de nuevos productos. Tiene mucho potencial para dirigir esa área.

Jorge, aún agitado, reclama que él es el hijo mayor y tiene derecho a ser parte de la empresa.

Su padre Juan le da la razón, pero aún y cuando ellos como padres desean que forme parte del negocio familiar y que están dispuestos a que se integre, le dicen a Jorge que se ha perdido de muchas cosas en la conformación de la empresa, empezando con que ahora tienen un Sistema de Gobierno, es decir, tienen un Consejo de Accionistas y un Consejo de Administración y le piden a Jorge que tenga paciencia porque su integración no será inmediata, sino que informarán dentro de 20 días de la decisión en la siguiente junta agendada del Consejo de Administración y tomarán también la opinión del inversionista privado, de Fernando y de Carolina, pues Fernando es el Gerente general de Choco & Late y Carolina la Administradora general.

Juan y María le dicen a Jorge que ellos ya están pensando en retirarse en los próximos tres años y como pensaron que el negocio solo le interesaba a Carolina, le darían a Jorge como herencia únicamente propiedades y dinero, pero el negocio se lo darían a Carolina para que continuara el legado.

Jorge no entiende lo que quiere decir Juan, no obstante que es hijo de emprendedores y empresarios, jamás le intereso el tema de emprendimiento y el lenguaje de negocios.

Entonces Juan le explica con paciencia a Jorge que este tiene una confusión y conflicto por falta de información y entendimiento empresarial, ya que Jorge piensa que es sencillo de integrarse y «tomar posesión» de lo que por derecho le corresponde.

Su padre le dibuja en un papel tres círculos con intersecciones entre si y le explica que en una empresa familiar, similar a la de Choco & late, existen tres subsistemas que se interrelacionan mutuamente entre si, estos subsistemas son:

  1. Familia
  2. Negocio
  3. Propiedades (obtenidas por el negocio)

El círculo Familia es aquel al cual pertenecen todos y cada uno de los miembros de un mismo grupo familiar.

El círculo Negocio comprende el conjunto de individuos que laboran dentro de ella y que perciben un sueldo o beneficio económico directo, producto del trabajo que desempeñan y que le agrega valor a la compañía.

El círculo Propiedad determina quiénes son dueños de las acciones y activos de la empresa, lo cual genera toda una serie de deberes y derechos sobre esta.

Y que como consecuencia de la interacción entre si de los tres círculos, puede ser fuente de ventajas y desventajas, pues existen:

  • Roles simultáneos.
  • Una identidad compartida, pues son familia.
  • Una historia común de vida,
  • La implicación emocional y posible confusión, como es el caso de Jorge
  • El lenguaje privado de los parientes respecto al lenguaje de negocios.
  • Los límites del tiempo familia versus tiempo negocio.
  • El significado de la empresa familiar, el éxito y el rumbo compartido.

Dentro de estos tres subsistemas, y como resultado de la superposición o bivalencia hay siete grupos de interés presentes, cada uno con sus propias y legítimas perspectivas, objetivos y dinámicas. El éxito a largo plazo de los subsistemas del negocio de la familiar depende del funcionamiento y el apoyo mutuo de cada uno de estos siete grupos de interés.

Estos son:

  1. Miembros de la familia que no son propietarios de la empresa y no trabajan en el negocio.
  2. Propietarios de la empresa que son de la familia y no trabajan para el negocio.
  3. Propietarios de la empresa que no son de la familia y no trabajan en el negocio.
  4. Miembros de la familia que son Propietarios de la empresa y trabajan en la empresa.
  5. Miembros de la familia que trabajan para la empresa.
  6. Propietarios del negocio que no son de la familia y trabajan en el negocio.
  7. Empleados de la empresa, sin parentesco con la familia o propietarios del negocio.

Por lo que llenando los tres círculos y se vería así:

Jorge empieza entender de lo que se ha perdido, porque además de resultar fácil de comprender su situación actual con respecto a Choco & Late, observa que también le puede explicar a Blanca, su esposa, que no debe sentir celos, sobre todo de Carolina y Fernando, ya que Carolina ha estado involucrada en los negocios de su Padres desde niña (similar a Lucas 2:49)

Jorge Entendió que estos círculos tienen una gran aplicación práctica, ya que ante cualquier situación conflictiva en una empresa familiar resulta muy útil dibujar estos tres círculos y ubicar a los individuos implicados en el círculo o empalme que le corresponda, ya que todas y cada una de las personas que de alguna u otra manera tienen relación con una Empresa Familiar, pueden ubicarse en alguno de estos círculos y subconjuntos.

Por esa razón, Juan le pide a Jorge que haga su propio ejercicio y se localice en uno de los tres círculos, también le pide que ubique a todos los interesados de Choco & Late en los tres subsistemas (familia, negocio, propiedad), por lo que Jorge realiza el siguiente ejercicio:

Usando el circulo de Tagiuri y Davis, Jorge se da cuenta de que la ha regado en no involucrarse en el negocio familiar.

Entonces Jorge se da cuenta cual es su lugar en los tres círculos, observa que se ha aislado completamente y que es un absurdo intentar meterse de lleno en el negocio porque en lugar de ser una ventaja, sería un problema, por lo tanto, le pide perdón a sus Padres y reconoce que “la ha regado” durante muchos años al no involucrarse en el negocio familiar, pero al mismo tiempo observa que su papá Juan tenía razón cuando le dijo que su comportamiento podía suponer una ventaja y una desventaja para el negocio.

Desventaja, porque Jorge quería a toda costa ser parte del negocio sin tener la experiencia para hacerlo. Ventaja, porque al ser coheredero del negocio e involucrarse, podía ayudar a Carolina a continuar con el legado.

El resultado de la junta del Consejo de Administración fue muy positiva, ya que acordaron que Jorge entraría al negocio como empleado, pasando por un proceso de capacitación y trabajo en todos los departamentos del negocio para que fuera adquiriendo experiencia y que además, estaría subordinado a las ordenes de cada encargado de área. El plan de formación y preparación tendría una duración máxima de tres años, tiempo en que Juan y María se dieron para jubilarse que consideran muy a tiempo para que Jorge ocupe un puesto directivo dentro del negocio.

Por parte de Blanca, aceptaron un plan de desarrollo para que fuera la «guardiana» de la receta familiar cuando María se jubilase, así la receta quedaría en la familia ya que a Blanca le gusta mucho la repostería y no había nadie de la familia que estuviera a cargo del departamento de producción del negocio, es decir, del área de repostería, por lo que vieron con buenos ojos que Blanca se hiciera cargo de dicho departamento.

El sistema de empresa familiar quedó constituido de la siguiente manera:

El diagrama también sirvió para explicar la sucesión de Juan y María y otros movimientos que hicieron:

Fernando negoció con el Inversionista privado que le vendiera sus acciones, por lo que pasó a poseer el 14% del negocio. Juan y Maria vieron bien esta situación de recuperar el control del negocio a la familia, ahora Fernando está enfocado en franquiciar a Choco & Late.

Juan y María pasaron a ser solo propietarios de acciones, pero ya retirados del negocio y solo forman parte de la Junta de Accionistas.

Carolina pasó a tener acciones de la empresa y a ser la Directora Administrativa del Negocio.

Fernando pasó a tener acciones de la empresa y es el CEO del negocio.

Jorge tiene acciones de la empresa y es el Gerente de operaciones del negocio, reconoce que Fernando es capaz de conducir bien el negocio, por lo que no tiene problemas que sea el CEO, además son grandes amigos.

Blanca es la Gerente de Repostería y ya se encuentra embarazada de su segunda hija, la primera tiene dos años, se llama Pamela y la segunda la han llamado Alexandra.

Los hijos de Fernando y Carolina tienen ahora 13 y 10 años respectivamente, en cinco años más integrarán a Sofía a las juntas de la Dirección de Administración, a Sofía le gusta mucho hacer cup-cakes con su abuela María, ya jubilada, cosa que esta última no pudo hacer con Carolina por estar construyendo el negocio con Juan.  Pablito es un niño de acción, se piensa que heredó las cualidades de Fernando.

Por lo que después de tres años que ocurrió este cisma familiar, es muy visible, a través de los tres círculos de Tagiuri y Davis identificar como queda la sucesión y legado del negocio:

El diagrama de los tres círculos de Tagiuri y Davis aplica para todas las empresas familiares y depende de la propia familia aprovechar sus ventajas o vivir con las consecuencias negativas de malas decisiones.

Tu turno, nos vemos en los comentarios.

Saludos

Fernando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.