Por qué los Pymerizos No Necesitan Un Local Comercial el Primer Año.

En una ocasión una amiga profesionista, quien vive en un fraccionamiento de casas de interés social muy popular en mi ciudad nos hizo el comentario que abriría un consultorio para ofrecer terapias a niños con necesidades especiales; mi esposa y yo le comentamos “bien hecho, entonces vas a adecuar tu casa para tener un consultorio”. Ella nos miró un poco extrañada y nos dijo, “no voy a adecuar mi casa, renté la casa de al lado.”

“¿Por qué lo hiciste?” Le contesté.

“Si tienes espacio en tu casa, ¿por qué no usaste una habitación como tu consultorio?”

Como Pymeriza ella había hecho algunas matemáticas: calculó cuantas terapias al día podía ofrecer para pagar la renta, servicios y su utilidad y determinó un ingreso potencial.

Lamentablemente no comprendía, por ser Pymeriza, que no es lo mismo ingreso potencial que ingreso real.

Como apenas empezaría esa idea de negocios, tendría que trabajar en acreditarse primero; en una curva de darse a conocer pasa mucho tiempo antes de que lleguen los primeros clientes, pasará más tiempo en la calle y menos tiempo en un consultoría, irá a muchas escuelas principalmente, hará publicidad por el “Face”, Whatapps, establecerá contactos en lugares de reunión, etc., etc., y sucederá que antes de que lleguen sus primeros ingresos ya está en números rojos porque irremisiblemente pagará la renta, el teléfono y el internet, la luz, el mantenimiento, entre otros.

Lo peor es que estará pagando el doble de todo: en su casa y la de la casa de al lado.

En pocas palabras, una real Pymeriza.

Yo le platiqué nuestra experiencia: los primeros cuatro años de mi negocio no tuve una oficina.

«Mi oficina» era una pequeña parte de la recamara de mi hijo mayor porque no había más espacio en el pequeño departamento que rentábamos; cuando mi hijo creció un poco más, me salí a usar el comedor de la casa, esa era mi oficina.

Yo iba en busca del cliente. Salía a vender a la calle y me las ingenié de entregar allá afuera mis servicios. Mis clientes lo veían como servicio plus y en realidad así lo era, ¿acaso no es mejor que te entreguen un servicio a las puertas de donde tú indiques en lugar de salir?

Y así ahorré muchos gastos.

Cuando eres Pymerizo, cada peso cuenta, nunca lo olvides.

He aquí mi consejo para los Pymerizos en esa situación:

Si tu emprendimiento te permite NO GASTAR en un local comercial, no lo hagas.

Un local u oficina no demuestra que tienes un negocio, así que no lo hagas por ego o vanidad. El negocio está en tu cabeza.

Se creativo, esfuérzate en entregar a tus clientes donde ellos te indiquen tus productos o servicios, ellos amarán que tú vayas hacia ellos, incluso puedes decirle tu verdad y ellos entenderán y te apoyarán. ¿Quién no apoya a alguien que es esforzado y productivo?

En el arranque, salvo que el negocio lo exija, como una carnicería, tortillería y negocios similares, tener un local comercial no es una exigencia. No caigas en esa trampa.

¿Tú qué opinas? ¿Qué harías en lugar de mi amiga?

Nos vemos en los comentarios.

Saludos

Fernando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.