El secreto mejor guardado cuando empiezas un negocio.

¿Cual crees que sea el secreto mejor guardado cuando empiezas un negocio?

Cualquiera que tuviera flojera espacial diría inmediatamente “¡Vamos!, si es secreto, ¿cómo voy a saberlo?” o “¿Acaso hay un secreto?”  hasta un «no existe ningún secreto» Claro que si lo hay, pero no en la forma en que los que nunca lo han intentado creen. Vamos a descubrir juntos cuales son en Nación Pymeriza.

Cuando vamos a iniciar una nueva generación del “Taller para crear y desarrollar tu propio negocio” del programa de educación empresarial «Gana Dinero Con Tu Pasión», mis estudiantes llegan con toda clase de emociones: algunas personas están muy nerviosas, porque no saben si lo lograrán; otras se encuentran muy entusiasmadas y ven solo la hora que empecemos; algunas no paran de hablar y, las menos, un poco escépticas de lo que encontrarán en el taller, quizá por malas experiencias pasadas, pero que en el fondo esperan realmente la ayuda que necesitan, ¡aunque eso no les quita que desde que comenzamos están probándome en cada oportunidad que tienen con preguntas acerca de esto o aquello! 😉

 

En las dos últimas generaciones de pequeños empresarios que han cursado el taller, me dejé la tarea de formular una lista muy sólida de lo que ellos creen que es el secreto del éxito en el arranque de una pequeña empresa.

Hay muchas respuestas, así que las agrupé en diez categorías principales:

  1. El secreto mejor guardado cuando empiezas un negocio es… tener un buen producto.
  2. La clave de todo negocio esencontrar un mercado para tu producto.
  3. Lo mejor para tener éxito cuando empiezas negocio es… tu modelo de negocio.
  4. El secreto del éxito cuando empiezas negocio es… construir un buen equipo de trabajo.
  5. Lo que todos deberían tener cuando empiezas negocio es… tener un buen plan de negocios.
  6. Te irá bien cuando empiezas negocio si… conseguir un buen socio.
  7. El éxito cuando empiezas negocio radica en que… que tu familia te apoye.
  8. No hay éxito cuando empiezas negocio si no tienes… el dinero para iniciarlo.
  9. Ganarás bien cuando empiezas negocio es… tener una buena lista de contactos.
  10. El secreto del éxito cuando empiezas negocio es… que te gusten las ventas.

Y hay otras tantas que me han dicho; el final del ejercicio concluye cuando me preguntan qué pienso yo.

El pegamento que mantiene unido a todo.

Así que me dispuse a compartir esa pequeña e intima parte del taller en esta valiosa pieza con mis lectores de Nación Pymeriza.

Lo primero que les digo que es que estoy de acuerdo con todo lo que dicen… y hago una pequeña pausa.

Se me quedan mirando un poco desilusionados y empiezo a escuchar el murmullo general con cosas así: «¿quién tiene la razón?», «¿es que no hay un secreto?», «¡si debe haberlo, pero no lo quiere decir!»

Ya que logré que ninguno estuviera en un estado de indiferencia, prosigo diciendo:

«Claro que todos esos puntos son importantes para el éxito de un negocio, se necesitan todos y deben construirse, presentarse o trabajar en ellos cuando llegue el momento, pero me están dando opiniones externas, hacia afuera o en retrospectiva”

Es decir, hablan como si todos esos puntos se armaran solitos en un proceso automático.

Pero la realidad no es así.

Se necesita un pegamento que mantenga unido a todo el proceso y que sin este NO EXISTE UN NEGOCIO.

¿Qué pieza es la que falta entonces?

¡Claro!, FALTAS TÚ.

¿Yo?, ¡uh! ¿cómo es eso?

Tú eres el secreto mejor guardado cuando empiezas un negocio.

Por que al principio, en medio y al final de todo el proceso estás tú.

Para mi, lo más importante de todo, es la persona que está al frente del negocio, llámese como se llame, CEO, fundador, gerente, emprendedor, pequeño empresario.

¿Por qué eres el secreto mejor guardado cuando empiezas un negocio? O en otras palabras, ¿qué es lo que tengo yo que me hace tan especial?

Creo que un emprendedor debe poseer ciertas cualidades imprescindibles y que pueden ser cultivadas si se lo propone.

 

Primero: Pasión y tenacidad.

Todos podemos tener una idea de negocios, pero no todos poseemos la pasión y perseverancia para llevarla a cabo. Así que antes de invertir mi tiempo en ti, me aseguro de que tienes la pasión y puedo ver un poco si habrá perseverancia.

¿Cómo lo consigo? Bueno, es sencillo, antes de impartir el “Taller para crear y desarrollar tu propio negocio” voy contra la lógica comercial de los vendedores de sueños emprendedores: Imparto un seminario gratuito llamado literalmente “Seminario de desistimiento empresarial”. ¡Ya desde ahí te empiezo a desafiar!

Ya me imagino la cara que pusiste, pero es así. Porque después de pelarte la piña de la realidad emprendedora en el seminario, una sesión intensa de preguntas y respuestas que tengo que moderar porque hay muchas, ya tienes una idea bastante clara de lo que te espera de este lado del negocio: el ruido se a ido, el polvo se ha asentado; entonces te doy una semana para meditarlo, te pido que lo platiques con tu familia y pongas todo en orden antes de arrancar, porque si yo me comprometo contigo intensificando mi ritmo de mi trabajo, porque combino este taller con mi trabajo, lo menos que espero de ti es que hagas te comprometas contigo mismo.

En números significa que, de cada 50 asistentes al “Seminario de desistimiento empresarial”, solo 10 o 12 deciden continuar, es una tasa de abandono del 80%.

Esta es una de las grandes diferencias de los programas de emprendedurismo, incluyendo las iniciativas de los gobiernos municipales, estatales y federales, que le apuntan a todo, desperdiciando una cantidad importante de recursos de todo tipo (mi programa de educación empresarial lo he auspiciado yo mismo durante ocho años, tú solo pagas tu manual)

Así que me quedo con las personas que van a luchar por alcanzar sus metas empresariales.

(Una nota particular: Tanto emprender, como ser empleado, son decisiones financieras tan importantes que importa mucho que te eduques e informes antes de hacerlo; tú tienes el derecho a ganar dinero con lo que más te gusta hacer y tienes el derecho a ser informado responsablemente y también la responsabilidad de informarte de lo que te espera, de los riesgos y recompensas, y si después de esto aceptas el desafío, adelante, pero no te digas a ti mismo “nadie me lo dijo”. Has primero tu tarea)

 

Segundo: Integridad.

No es casualidad que las dos primeras semanas del Taller para crear y desarrollar tu propio negocio se trate con profundidad los principios y valores. Todos los que se inscriben están avisados que empezaré por ahí. A algunos les puede resultar un poco extraño, sobre todo a los que han estado saltando de curso en curso tratando de encontrar la siguiente gran cosa.

¿Por qué me meto con los principios y valores? Bueno, sencillamente porque los principios y valores son la base de la edificación de tu negocio. Estos te ayudarán, llegado el momento, a definir tu visión de lo que quieres alcanzar y también cómo lo vas a alcanzar. Los principios y valores bien cimentados te ayudan a tomar las mejores decisiones, son un faro en tus días oscuros, porque los tendrás y también tú serás un faro para otros. Tristemente el mundo empresarial está plagado de historias, que por falta de principios y valores, cierra un negocio u ocasionan una pérdida considerable, Yogome es el caso mediático más reciente. Pero también todos conocemos al menos una historia de un funcionario de gobierno, o un político con influencia en la toma de decisión de un concurso, licitación, un permiso, una información, etc., que trata de corrompernos. No hace falta decir más porque es importante empezar por hablar de principios y valores.

 

Tercero: Aceptar la “crítica” y aprender de los fracasos para levantarse y continuar creciendo.

El “Taller para Crear y Desarrollar Tu Propio Negocio” tiene ocho semanas de duración, pero hay tareas que llevan todo el año concluirlas y hay otras que se trabajarán todo el tiempo, una de ellas es tener la actitud de aceptar la crítica y aprender de los fracasos para levantarse y continuar. Esta es la hermana de la perseverancia y pasión de la que les hablé. Así que me dispuse a crear una guía para trabajar la actitud y escribí una Pepita de oro al respecto, se llama “Cómo seleccionar un mentor para tu negocio en 3 pasos”. Tiene que ver con cultivar el carácter de ser enseñado y tener la capacidad de escuchar. Esta Pepita de Oro es por el momento gratis para tí si me escribes a pymerizos@gmail.com

 

Cuarto: Un interés genuino de servir al prójimo.

Claro que estamos aquí para ganar dinero con lo que más nos gusta hacer, pero si no tienes un interés genuino de servir al prójimo, da por sentado que tu negocio te lo cobrará tarde o temprano. Las pequeñas empresas somos recordadas aún más que las grandes. Las grandes no tienen rostro, el empleado que te atendió hoy no será el mismo mañana, o bien, tú puedes pedir que te atienda otro. No sucede esto con nosotras las pequeñas empresas. Si hay un mal servicio, es tu cara la que aparece. Si no hay un interés por ayudar y personalizar el servicio, los clientes lo tomarán mucho más en cuenta de lo que tú crees.

 

Quinto: Se auténtico contigo mismo.

Aunque tiene que ver con la integridad que ya hemos visto, creo que la introspección define lo extrínseco que puedas ser y esto se refleja en tu liderazgo.

En el punto número dos hablé de la integridad, es decir, de principios y valores, y comenté que todos los que se inscriben están avisados que empezaré por ahí, pero me guardé la mejor parte para el final: todos los que se inscriben firman una carta compromiso, cuyo contenido me reservo, de que cumplirán con cada una de las etapas del taller, para esto pido que firmen dos testigos presenciales, la que se sentó a la izquierda y la que se sentó a la derecha y así sucesivamente, pero la cereza del pastel es que en esa carta dice también que los dos firmantes estarán en las buenas y en las malas con esa persona durante las ocho semanas del taller, por lo tanto, se intercambian teléfonos, correos y establecen una forma de estar pendientes uno del otro. ¿Más pruebas para probar tu autenticidad contigo mismo?

Desde cosas tan sencillas de cumplir con una fecha prometida para entregar una tarea, o enviar un simple correo de respuesta a como enfrentar con tus desafíos más importantes es lo que se practica.

Tu autenticidad contigo mismo definirá que tan rápido irás en alcanzar tus metas. ¿Cómo cultivas la sabiduría y espiritualidad? ¿De dónde o de quién tomas consejo cuando te esta sucediendo algo importante, tanto bueno como malo? ¿Eres lo suficientemente consciente de tus áreas de oportunidad? ¿Cómo trabajas en tener la capacidad de mirar más allá de los estados emocionales? ¿Eres abierto para compartir tus pensamientos? En pocas palabras, el campo de batalla estará en tu mente, en tus emociones/carácter y en tu espíritu, así que la autenticidad contigo mismo definirá como serás como líder en tu negocio y cómo vas a enfrentar los retos empresariales.

 

Conclusiones.

Para mi, estas cinco cualidades son las esenciales y el secreto mejor guardado para empezar un negocio.

Si te has dado cuenta, no hablé de métodos, guías, procedimientos, manuales, listas de verificación, aplicaciones y demás cosas que son importantes para emprender y sostener un negocio. Tampoco hablé del pensamiento estratégico, tácticas y eficacia operacional, tan vitales en la gestión empresarial.  O en otras palabras, todo lo que tenga que ver con el conocimiento actual que se promueve, como el lienzo canvas, la generación de modelos de negocios, el lean startup y cosas parecidas te será sumamente sencillo de asimilar porque si has leído hasta aquí, creo que tienes la capacidad cognitiva de aplicarlo.

Todo ese conocimiento técnico y de gestión empresarial lo desarrollamos a lo largo de las ocho semanas del taller para crear y desarrollar tu propio negocio, pero antes trabajamos esas cinco cualidades:

  1. Pasión y tenacidad.
  2. Integridad.
  3. Aceptar la “crítica” y aprender de los fracasos para levantarse y continuar creciendo.
  4. Poseer un genuino interés por servir al prójimo
  5. Ser autentico con uno mismo.

Estas cualidades son las que te van ayudar a tener las más altas posibilidades de éxito en tu negocio.

No es el conocimiento de los métodos de trabajo, que son importantes, sino tu liderazgo lo que al final definirá el rumbo de tu negocio.

¿Tienes alguna otra que sugerir?

Nos leemos en los comentarios.

Fernando

One comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.