¿El gobierno mexicano desea que me vaya mal como pequeña empresa o Porter está equivocado? (Primera parte)

RESUMEN:

¿El gobierno mexicano desea que me vaya mal como pequeña empresa o Porter está equivocado? Es una pregunta que me hice cuando quebró mi negocio en el periodo de cambio presidencial del 2012. Nuevamente me surgió la pregunta en el 2014, cuando se empezaron a publicar las reformas estructurales y ahora  que se acerca el 2018, con un nuevo ciclo presidencial, más que nunca tiene validez la pregunta. Aunque esta Pepita de Oro la escribí para mis alumnos del Taller para Crear y Desarrollar Tu Propio Negocio en el 2017, casi todos me pidieron que la publicara.

Contenido

Parte 1.    Emprender es como como hacer un salto tándem o ser parte del cordón de tres dobleces.

Parte 2.    ¿Qué es un clúster económico?

Parte 3.    ¿El gobierno mexicano desea que me vaya mal como pequeño empresario o Porter está equivocado?

Parte 4.    La incoherencia de conjunto y el daño atroz a las empresas mexicanas cuando el gobierno es el actor principal en el desarrollo económico.

Parte 5.    Cómo las pequeñas empresas pueden vencer a la incoherencia de conjunto.

 

Parte 1.   Emprender es como hacer un salto tándem o ser parte del cordón de tres dobleces.

Pymerizos nació en 2009 bajo el nombre Gana Dinero Con Tu Pasión, una bitácora personal para registrar “mis éxitos empresariales” ¡Yo quería que todo el mundo emprendiera porque me iba muy bien! Luego, quebré a los dos años de abrir, así que trataba de convencer a cuanto se pusiera en camino ¡para que no lo hicieran! Y el consejo sigue vigente después de diez años.

No me malinterpretes, si no has leído mi historia, date un tiempo para que conozcas las razones por las que invito a que no emprendas, pero la versión corta es porque pienso que es tu derecho elegir la forma en que ganarás dinero haciendo lo que te satisface, al grado de convertirla en tu pasión. Y como todo derecho conlleva responsabilidades al mismo tiempo, la principal es que tienes que saber en qué te vas a meter antes de elegir emprender.

Yo siempre me refiero a esta etapa como Pymeriza, que, si la intentas llevar por tu cuenta, como lo hice yo, las probabilidades que falles son muy altas.

Aconsejo entonces, para disminuir las posibilidades de fallas, que utilicen el cordón de tres dobleces, el cual es difícil de romper, es decir, en cualquier etapa de una empresa debe contarse con un mentor, tu negocio y tú.

Para darme a entender utilizo como analogía el salto tándem.

El salto tándem se realiza cuando

un aprendiz (Pymerizo)

de paracaidismo (tu pasión)

salta (emprende)

junto a un instructor (mentor)

unidos por medio de un sistema de doble arnés y mosquetón (cordón de tres dobleces en acción).

El aprendiz precisa de una breve formación en tierra (entrenamiento en Pymerizos.com) donde se trabaja la mentalidad (la estrategia), la técnica (la táctica) y se explican distintos aspectos del salto (la eficacia operacional), principalmente relacionados con seguridad (tu primer objetivo como Pymerizo es el plan de la seguridad económica, tu día a día, pago de colegios, renta, servicios, alimentos, etc.)

Se usa un arnés especial de tándem que se ciñe al cuerpo del estudiante y con mosquetones se une al del instructor. El salto se efectúa desde una altura que fluctúa entre los 5.000 y 2.700 metros sobre el nivel de la tierra, lo que da entre 75 a 25 segundos de caída libre. Aproximadamente a 1.500 metros de altura se abre el paracaídas, quedando entre 5 y 10 minutos de vuelo para aterrizar.

Básicamente el Pymerizo es el sujeto sin experiencia empresarial y lo único de que tiene control es lo que sabe hacer (su oficio, habilidad o profesión) y su pasión.

Un mentor te puede ayudar a ampliar su visión de las cosas.

A diferencia del salto tándem, he visto que casi todas las personas que emprenden lo hacen lanzándose sin un mentor, sin educarse previamente y sin un método de trabajo.

Si el salto tándem se practica primero en tierra antes de saltar al vacío y aún cuando lo hacen las primeras veces, van acompañados, ¿por qué tú y yo no lo hacemos?, después de todo, emprender es un salto de fe.

Ha sido para mi un enorme esfuerzo compartir lo que significa ser Pymerizo, Emprendedor y Pequeño Empresario porque debo cumplir con mis deberes de trabajo y personales.

Una pequeña empresa no tiene mucho margen para el error, no podemos darnos el lujo de distraernos o tener muchos traspiés a diferencia de las medianas y grandes empresas, donde los efectos de una errada estrategia o una ineficacia operativa bien no suelen afectar al corto plazo.

Aún con todo, he tomado la responsabilidad de compartir mis experiencias y conocimiento esperando poder ayudar a las pequeñas empresas y en particular, con esta esta Pepita de Oro, dirijo un mensaje de contribución al Gobierno mexicano.

Ha sido una de las Pepitas de Oro más difíciles que he escrito, me ha llevado semanas irla puliendo, porque no es la intención hacer critica negativa al gobierno, sino que creo que el gobierno no debería ser el actor principal en el desarrollo económico de una región o país, sino un soporte para que a través de políticas públicas favorezcan el crecimiento, principalmente de los que generamos la mayor tasa de empleabilidad, nosotras, las pequeñas empresas.

Esta Pepita de oro es una de las más importantes que a toda pequeña empresa aconsejaría tomar en cuenta. Al final uniré las cinco partes de las que se compone en un libro electrónico, gratuito para ti en la sección Pepitas de oro, podrás descargarla consultarla como uno de tus libros de cabecera, porque después de leerla, es seguro que algún día la necesitarás.

Vayamos a la segunda parte… nos vemos del otro lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.