¿El gobierno mexicano desea que me vaya mal como pequeña empresa o Porter está equivocado? (Tercera parte)

RESUMEN:

¿El gobierno mexicano desea que me vaya mal como pequeña empresa o Porter está equivocado? Es una pregunta que me hice cuando quebró mi negocio, justo en el cambio presidencial del 2012. Esta pregunta apareció otra vez en el 2013, cuando se empezaron a publicar las reformas estructurales y nuevamente me surgió en el 2016 cuando vi a la distancia que empezaba a cerrar el ciclo presidencial.  Hoy más que nunca tiene validez la pregunta. En esta Tercera Parte le demostraré a Porter que está equivocado.

El modelo de las Cinco Fuerzas de Porter propone un marco de reflexión estratégica sistemática para determinar la rentabilidad de un sector en específico, normalmente con el fin de evaluar el valor y la proyección futura de empresas o unidades de negocio que operan en dicho sector. Cada modelo es estructurado bajo la eficacia y eficiencia de las cinco fuerzas.

Las 5 fuerzas de Porter:

  • (F1Poder de negociaciónde los compradores o clientes.
  • (F2Poder de negociaciónde los proveedores o vendedores.
  • (F3Amenazade nuevos competidores entrantes.
  • (F4Amenazade productos sustitutos.
  • (F5Rivalidadentre los competidores.

El modelo de las 5 fuerzas de Porter no toma en cuenta al gobierno, ya que considera que  los actores importantes en una economía libre son los clientes (público), proveedores y competidores.

Por lo tanto, si la estrategia competitiva se basa en entender esas fuerzas que influyen en una industria determinada para formular propuestas de valor, ¿qué pasa en un entorno económico donde el Gobierno Mexicano influye directamente en cada una de esas fuerzas?  

 

Tal vez Porter diría “¡eso es imposible!”

Yo le respondería “Está usted equivocado Sr. Porter”

 

Y tan real es esta situación que no hay forma de desarrollar un ecosistema emprendedor sin que esté presente una alta tasa de fracasos, el 100% de las pequeñas empresas sufrirán variaciones tan fluctuantes cada seis años, en cada cambio de gobierno federal, que cuando comienza el nuevo, no se sabe quien quedará de pie cuando se calmen las aguas.

El impacto es proporcional para las medianas empresas que lograron crecer a ese tamaño, pero al final descubren que crecer a una gran empresa les costará mucho trabajo en las economías donde el gobierno es el actor central.

¿Pruebas?

He sido testigo de esta situación en el sector económico donde me desempeño y llevo 27 años en él y contando, 17 como empleado y 10 como pequeño empresario.

Esta teoría la dibujé en el 2013, cuando pude ver mas allá con el apoyo de un mentor.

Tú dirías, ¿y qué opinan los otros empresarios de tu comunidad?

Bueno, cuando establecí mi teoría me dijeron literalmente que estaba loco. Todos teníamos trabajo, éramos una comunidad creciente, se abrían muchos pequeños negocios y los pequeños se ampliaban.

Estos son los antecedentes

El desarrollo económico de mi comunidad, Coatzacoalcos, Veracruz, es dependiente del clúster petroquímico que empezó a desarrollarse desde finales de los 60’s.

Esto ha sido por la influencia de PEMEX, que ha aprovechado las características naturales y geográficas de la región, como la cercanía con los yacimientos petrolíferos y de gas que llevó gradualmente a la instalación de infraestructura de refinación del petróleo, la producción de la petroquímica, el desarrollo de un puerto marítimo internacional de altura, con salida al Golfo de México y que conecta rutas con regiones de Estados Unidos, Sudamérica, África, Europa, Canadá, o bien darle la vuelta por la vía marítima, para salir por el canal de Panamá al océano Pacífico (existe un proyecto “milenario” de conexión por el Istmo de Tehuantepec para conectar el Pacifico con el Golfo de México por la vía terrestre, de manera eficiente y escala industrial) También existe navegación fluvial a través del rio Coatzacoalcos, que conecta las ciudades de Minatitlán y Nanchital con Coatzacoalcos.

Se cuenta con un aeropuerto nacional, un sistema ferroviario de carga, carreteras federales (en general siempre en mal estado desde que tengo memoria)

Se ha desarrollado mano de obra altamente calificada especializada en el sector petroquímico y manejo de sustancias peligrosas, entre algunos factores de aprovechamiento.

Gradualmente fueron asentándose empresas industriales petroquímicas internacionales privadas que utilizan los insumos que PEMEX, como único proveedor, suministra, y al igual que PEMEX, la industria privada aprovecha las características que la región ofrece.

La mayoría de estos grupos industriales cotizan en bolsas de valores como NASDAQ, BMV, BOVESPA, entre algunas, y comenzaron a desarrollar la economía  de la región a través del empleo.

Mucha gente del país desconoce que PEMEX es más que producción de gasolina y gas. Insumos como combustóleo, amoniaco, etileno, etano, óxido de etileno, entre algunos, están presentes en nuestra vida cotidiana sin que lo sepas, bajo la forma de alimentos o cosas, como los refrescos de cola, sal comestible, embutidos, plásticos, jabones, detergentes, desodorantes, perfumes, ropa, conserva de frutas y verduras, fertilizantes, entre algunos.

Lamentablemente no se ha aprovechado el máximo beneficio de esta región industrial, aunque continúa siendo una zona con alto potencial de crecimiento.

En la segunda parte, te mostré como es un clúster sano, dando como ejemplo el de la región turística de Cancún-Riviera Maya:

El mapa del clúster económico de mi región se vería así:

Primer nivel:

PEMEX.

Segundo nivel

Petroquímica privada, que es abastecida por los productos petroquímicos que provee PEMEX.

Tercer nivel

Somos las empresas proveedoras y de servicios que apoyamos las necesidades de PEMEX y la Petroquímica privada.

Cuarto nivel:

Instituciones públicas y privadas.

 

Es posible que te hayas dado cuenta de que hay una cosa muy rara en este mapa y que es muy diferente al clúster turístico de Cancún.

 

Estas son las diferencias principales:

Nivel Clúster Cancún y Riviera Maya Clúster Petroquímico Coatzacoalcos
Primero Cuatro negocios centrales interdependientes entre sí, no existe monopolio. PEMEX como único actor principal. Monopolio.
Segundo Los participantes económicos tienen como misión enviarles a los clientes a las economías centrales. Se le da de comer a la vaca, engorda, y da leche para todos. La petroquímica privada depende del abastecimiento de los insumos de PEMEX. Si estos faltan, ellas sufren y afectan a todo el clúster.
Tercero Empresas proveedoras y de servicios que apoyan a las empresas centrales o del primer nivel. Empresas proveedoras y de servicios que apoyan a PEMEX y a la petroquímica privada.
Cuarto Instituciones públicas y privadas. Instituciones públicas y privadas.

 

TE PODRÁS DAR CUENTA QUE EL CLÚSTER ECONÓMICO DE MI REGIÓN DEPENDE DEL GOBIERNO MEXICANO, PORQUE PEMEX ES EL ACTOR ECONÓMICO MÁS IMPORTANTE.

«Ahí tiene su respuesta Sr. Porter»

Puedes ver, como yo lo viví en su momento, que el mayor problema es que si PEMEX estornuda, como por ejemplo, en la aplicación de políticas discrecionales, como el aumento de precios a los productos, o en la reducción en la fabricación de estos, como el gas natural, gasolina, etileno, etano, óxido de etileno o amoniaco, por mencionar a algunos, entonces a casi todas las empresas petroquímicas de mi región les da resfriado, pero el siguiente nivel económico, las pequeñas y medianas empresas que dependemos de la venta de productos y servicios a estas grandes  empresas, es seguro que tendremos pulmonía.

Fue así como quebró mi negocio la primera vez. No obtuve contratos por un año. Me dediqué temporalmente a otra cosa en lo que me recuperaba. Después de 10 años no fue lo único que me pasó, se juntaron tres factores importantísimos justo en el periodo en que abrí mi negocio y de los cuales aún todos sentimos sus efectos y que tienen en común una cosa: el gobierno ha sido el «influencer» de la economía:

  1. La crisis que vino de afuera o crisis inmobiliaria del 2008.
  2. El cambio de presidencia y de partido político en el 2012 (y se repetirá en el 2018 y así, en cada cambio presidencial hasta el fin de los tiempos)
  3. Las reformas estructurales, en nuestro caso, la energética.

Es como si tres huracanes se hubieran formado en cola esperando entrar a México en un momento dado, pero a diferencia de estos, que se disipan y pierden fuerza, estos han sido estacionarios y se han fusionado hasta convertirse en un súper huracán.

Me fue imposible encontrar una imagen de cuatro huracanes, porque me faltó incluir las fuerzas del 2018, bajo la forma de cambio de presidencia de la república, pero creo que estos tres representan fielmente la realidad.

 

PRIMER HURACÁN: LA «CRISIS QUE VINO DE AFUERA» O CRISIS INMOBILIARÍA.

La crisis inmobiliaria afectó a nivel mundial y creo que en México afectó por una de dos cosas, o no se reaccionó a tiempo (negligencia) o a propósito se dejó correr. No me detendré a buscar explicaciones porque no es el objetivo de esta Pepita de oro, sino la pregunta importante es:

¿Como Pequeño Empresario pude haber hecho algo al respecto? Definitivamente.

Y también fui negligente, hice el salto en paracaídas yo solo, no en salto tándem.

Esta es una pantalla de aquellos días, 23 de enero de 2009, a seis meses de que abrí mi negocio:

El problema económico había comenzado justamente el año en que emprendí, en el 2008, con la crisis inmobiliaria de Estados Unidos y esparciéndose gradualmente como un cáncer en todo el mundo, pero como yo creía que no me afectaba porque tenía trabajo (no obstante que veía las malas noticias económicas mundiales y nacionales, no las tomaba en cuenta)

Con haber estado pendiente de como le iban a los grandotes de mi región, hubiera bastado para hacer algo al respecto.

En las siguientes imágenes muestro los valles o descensos críticos de algunas de esas empresas de mi comunidad en el periodo en que sucedió la crisis y en que quebré mi negocio. También coincidió con los despidos masivos que ocurrieron en mi región:

 

 

 

Ellos, la Gran Empresa, no quebraron, claro que tuvieron afectaciones, pero su naturaleza de categoría de gran empresa e internacional les permitió aguantar el impacto.

La Mediana empresa sufrió también, muchos se contrajeron, conservando su estructura funcional, pero despidieron a la operativa, se deshicieron de activos no esenciales y aguantaron hasta que pasara la tormenta.

Pero la Pequeña Empresa, cerró en masa, como si un virus mortal hubiera acaecido de repente; la gran mayoría no supimos qué estaba sucediendo o cómo reaccionar.

 

Si yo hubiera visto las gráficas, aunque no supiera de índices bursátiles; las caídas de valor de las empresas petroquímicas de mi región eran indicadores que algo malo estaba ocurriendo ya.  O si al menos hubiera estado atento a los medios financieros, podría haberme informado de dónde venía la cosa.

¿Era esto suficiente para NO haber quebrado? Claro que no.

De nada sirve una información que no sabes usar.

Faltaba una pieza importante.

Como Pymerizo no tenía cabeza para ver más allá de lo que estaba delante de mi, por lo tanto, un mentor me hubiera ayudado.

No contaba con mentores, no contaba con experiencia empresarial, no tenía idea de que mi región es dependiente del gobierno y por lo tanto mi pequeño negocio era como una pluma al viento.

La ironía es que antes de abrir mi negocio fui empleado durante 17 años de esa gran industria, no era de PEMEX, pero si pertenecía a la petroquímica privada.

Mi situación como empleado fue siempre estable, yo me había convertido en un especialista importante en mi profesión, pero solo era una pequeñísima pieza de un enorme sistema de engranajes que se llama Gran empresa, pero cuando emprendí, viví en carne propia que tú eres el engrane, sino el sistema completo de engranes, por lo tanto hay que aprender a reaccionar.

¿En verdad una pequeña empresa puede reaccionar? ¡Por supuesto!

Nuestra mayor ventaja como pequeña empresa es la movilidad lateral, pero dejaré la recomendación al final, porque me falta explicar que aún lo peor está por venir: cuando el gobierno es el principal actor de desarrollo económico.

Lo que puedo recomendar hasta este momento es que vigilen el estado de salud de los negocios centrales de tu región, ya sean clúster o no. Es un hecho que, si los grandes estornudan, a los medianos les da gripe y a los pequeños pulmonía.

 

SEGUNDO HURACÁN: EL CAMBIO DE PRESIDENCIA Y DE PARTIDO POLÍTICO.

En los cambios de gobierno presidenciales se cierra la llave de la inversión pública, hay varias razones de esto, pero el hecho es que la consecuencia es que no hay contratos, la Petroquímica privada empieza también a desacelerar a la espera de que pasen los vientos electorales, por lo que detienen las inversiones importantes y se está a la espera de quien ganará el nuevo ciclo presidencial. Esta variación ocurre cada seis años, las empresas grandes con presencia internacional son capaces de resistir el embate, pero las medianas sufren mucho, imagínate lo que le ocurre a las pequeñas empresas.

La recomendación será la misma que en Primer Huracán, la reacción de las pequeñas empresas deben ser una estrategia lateral.  Creo que el artículo que escribí acerca de Sears te puede ayudar a tener una solución. Sucedió en el 2012 y volverá a suceder en el 2018, que no te quepa la menor duda.

 

TERCER HURACÁN: LAS REFORMAS ESTRUCTURALES, EN NUESTRO CASO, LA REFORMA ENERGÉTICA, ¿EN EL TUYO?

No es un chiste la imagen de arriba, no lo es para mí como pequeño empresario.

Toda la economía del país está lastimada. Toda. Nadie puede decir que está exento de ella.

Podría quedarme tranquilo si tan solo hubieran sido, por ejemplo, alzas de combustibles, pero no es así, hay que intentar ver más allá: se dejó de invertir en PEMEX y por lo tanto la economía de mi región colapsó. ¿Sabes que pasó? Que los grandes de mi región apenas están reaccionando de algo que empezó en el 2013, ¿por qué sucedió eso? Por su misma naturaleza grande.  Los metieron a una olla de agua que empezó a calentarse gradualmente y ahora quieren salirse porque no soportan la temperatura. Bueno, una empresa pequeña desde el principio sabe que el agua está caliente, ¡O aprende a soportarla o quiebra el negocio!

Quizá no sucede esto en tu economía regional, pero de alguna u otra manera estas reformas han cambiado para siempre la vida económica de los mexicanos.

Nadie está preparado para este superhuracán, no se le puede pedir a las pequeñas empresas algo para lo que no están preparadas, pero nos aventaron al ruedo O MEJOR DICHO, NOS PUSIERON ENFRENTE DE UNA ESTAMPIDA.

Así es la cosa.

Las empresas tenemos que aprender a vivir de una manera diferente y lamentablemente estamos a la espera de que el nuevo gobierno federal, el del 2018, también empiece a ser incoherente o realmente a definir una política económica congruente con la realidad. Ellos serán ahora los actores principales.

¿Puedes decir lo mismo de la región dónde vives?

Si existe una dependencia económica excesiva del gobierno en algún sector de la economía de tu región, entonces hazte la siguiente pregunta:

¿El gobierno mexicano desea que me vaya mal como pequeño empresario o Porter está equivocado?

Si eres emprendedor, te darás cuenta que no solo es abrir una empresa el fin de semana.

Dime qué piensas como pequeño empresario o emprendedor.

En el siguiente capitulo hablaremos de la incoherencia de conjunto.

Nos vemos del otro lado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.