«Disruptivo» una palabra mal entendida y mal empleada, como la de «emprendedor»

Desde que apareció el término «disruptivo», muchos se han hecho eco de este término, es como si escribirlo o repetirlo los hiciera ver más listos, conocedores de las tendencias de negocios y cosas por el estilo. Da pena ajena ver como utilizan la palabra «disruptivo» para todo, por ejemplo:

“Se disruptivo

“Tiene talento disruptivo

“Mi junta fue disruptiva

“Él tiene una personalidad disruptiva

“Fue una… jugada – estrategia – plan – movimiento – paso – secuencia – sincronización – disruptiva

Ya chole, como dicen en mi pueblo.

Personalmente me sentaría junto a un “influencer” y le pediría que vaya a Google y escriba el término “disruptivo” y Google nos devolvería esto:

De repente, veo que mi nuevo amigo influencer se empieza a tallar las manos, como si las estuviera calentando. Resulta que ya movido por la curiosidad se aventura un poco más a averiguar sobre el término “disruptivo” en relación a las personas. No es que él dude de la definición del diccionario que acaba de consultar, pero me ha dicho que confía más en Wikipedia, ya que le resolvió la vida muchas veces en la universidad, así que bien pudiera encontrar información más específica.

Tomo un poco de distancia para que mi amigo influencer no me queme: muy estereotipado de tanto navegar por la web, y como si estuviera posando para subir la foto a Instagram, estira un brazo al lado opuesto de la mesa, sosteniendo con la mano un vaso de café del Oxxo y con la otra, inclinándose un poco para leer donde se ubican las letras de su teclado y escribe el término “conducta disruptiva”. Esto es lo que le devuelve dicha mega biblioteca:

Lo sé, yo también pude ver la cara que puso:

Inmediatamente deja el café en la mesa, se truena los dedos, bebe un poco de su vaso de café y vuelve a su lap, borra ese término y ahora escribe “Tecnología disruptiva” y encuentra esto:

Casi se cae de la silla.

Bueno, hasta aquí le pido que hagamos un resumen de las tres definiciones que encontró:

Disruptivo/va: Qué produce interrupción súbita de algo.

Conducta disruptiva: es un término que alude a un comportamiento de tipo antisocial de una o varias personas «que se caracteriza por una ruptura muy marcada respecto a las pautas de conducta y valores generales o sociales aceptados, que pueden amenazar la armonía e incluso la supervivencia del grupo» a través de acciones hostiles y provocadoras que incitan a la desorganización de las actividades interpersonales y grupales.

Tecnología disruptiva o innovación disruptiva: Es aquella tecnología o innovación que conduce a la aparición de productos y servicios que utilizan preferiblemente una estrategia disruptiva (de disruptivo, ‘que produce ruptura brusca’) frente a una estrategia sostenible a fin de competir contra una tecnología dominante, buscando una progresiva consolidación en un mercado.

Mi amigo influencer ya entendió que, a un nivel básico, disruptivo significa interrupción súbita, pero no entiende muy bien la definición de la conducta disruptiva se pregunta ¿por qué la asocian a un comportamiento antisocial? me le quedé mirando con una cara ¿aún no agarras la onda? (lo sé, es mi expresión ochentera)

Le pedí que se centrara en el segundo párrafo de la definición de tecnología disruptiva, y leyera el nombre de la persona que acuñó dicho término, Clayton M Christensen hace 23 años, en un artículo llamado “Tecnologías disruptivas: Atrapando la ola” y dos años más tarde, en 1997 detalló el término en su laureado libro “El dilema del innovador: cuando las nuevas tecnologías causan la caída de grandes compañías”.

Christensen se pregunta por qué algunas compañías bien dirigidas, con buena tecnología y un buen servicio de atención al cliente pueden fallar. Su propia investigación le llevó a una asombrosa conclusión: cuando las compañías ponen demasiado énfasis en la satisfacción de las necesidades del cliente, dejan de adoptar la nueva tecnología necesaria para cubrir las necesidades futuras de dicho cliente, lo que provoca el retraso de las compañías. Christensen llama a este fenómeno “tecnología disruptiva” y demuestra sus efectos en industrias tan diversas como las de fabricación de discos duros o de venta al por menor.

“Aaaahhhh… entonces el término disruptivo aplicado a los negocios tiene que ver con el modelo de negocio y la tecnología usada y no con el comportamiento de la persona.”  Dijo mi estimado influencer.

Si. Lo puedes ver en acción:. Uber vs taxis. Netflix vs Blockbuster. Tv de cable vs satelital. Telefonía móvil vs Fija. SMS vs Whatapps. Guía rojí vs Waze o Maps. Sección amarilla vs Directorios en la nube. Encarta vs Wikipedia. Hay muchos ejemplos en todos los sectores y mercados.

Y no solo eso, el modelo de negocio y la tecnología deben cumplir con el requisito de desplazar lo actual por algo nuevo, de ahí la aplicación del término “disruptivo”, porque llegó de súbito y es escalable o incremental en términos del negocio.

Pero es una arrogancia o ignorancia, o las dos cosas al mismo tiempo, decir que una innovación incremental en términos de eficiencia o eficacia es algo disruptivo; por ejemplo, los autos, estos han ido evolucionando gradualmente, siguen utilizando como fuente de combustible, los combustibles fósiles, y ahora han entrado en escena los autos eléctricos, pero esto no es disruptivo, es innovador, son mejoras incrementales.

Lo disruptivo sería que el auto de Marty Mcfly apareciera en escena, porque no solo iría volando a diferencia de los autos convencionales, sino también a través del tiempo 😉

 

Así que cuando allá afuera observan una innovación y la claman como algo disruptivo, no hacen otra cosa que diluir su significado y su fuerza. Y lo siguen haciendo para casi cualquier cosa. Hacen lo mismo con el término emprendedor, lo han diluido tanto que cualquier iniciativa para ganar dinero le llaman emprendimiento.

Una persona con comportamiento disruptivo tiene el potencial de no respetar las pautas de conducta y valores generales o sociales aceptados, que pueden amenazar la armonía e incluso la supervivencia del grupo» a través de acciones hostiles y provocadoras que incitan a la desorganización de las actividades interpersonales y grupales.

Las cosas y los softwares si pueden romperse, las personas no.

Las cosas y softwares en conjunto con un buen modelo de negocios o estrategia comercial pueden dar lugar a modelos de negocios disruptivos.

Mi nuevo amigo influencer me prometió aplicar correctamente el término “disruptivo” la siguiente vez que se refiera a este.

 

Saludos

Fernando

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.